[us_page_title description=”1″ align=”center”]

De acuerdo con algunos estudios realizados por el equipo de “Entrepreneur”, las principales causas del estrés en Colombia tienen que ver con temas laborales y presiones por la sobrevivencia dentro de una sociedad competitiva. De acuerdo con cifras de este mismo estudio, Colombia es el tercer país más estresado de América Latina, sobrepasado solo por Argentina y Chile. Las causas específicas para el alto puntaje del país en el índice de estrés se deben a las altas tasas de desempleo, homicidio y desigualdad de ingresos en el país.

El estrés, la llamada “enfermedad del siglo XXI”, se estima que ataca al 38% de los colombianos y se presenta en franco incremento cada año que pasa. En comparación con el resto del mundo, se estima que Colombia ya es el sexto país más estresado del mundo.

Ahora bien, ¿Qué es el estrés?

El estrés es una reacción del cuerpo humano ante cualquier cambio externo que requiera un ajuste o respuesta de su parte. El cuerpo reacciona a estos cambios con respuestas físicas, mentales y emocionales. A lo largo del día, el ser humano se enfrenta a cambios en el medio ambiente que lo obligan a aumentar su estado de alerta para enfrentar posibles peligros. Esto pasa constantemente a lo largo de su vida. Dicho de otra manera, el estrés es una parte normal de la vida.

Por otro lado, la activación del mecanismo de alerta del cuerpo libera una orden a ese complejo laboratorio que llevan por dentro las personas para segregar sustancias químicas. Estas sustancias maximizan las respuestas de cuerpo para correr más rápido, golpear más fuerte, ver y oír mejor y hasta mejorar el sentido del gusto. De manera tal que se puede decir que el estrés es un mecanismo de preservación de la vida de los humanos.

Las sustancias químicas segregadas son las llamadas hormonas, siendo el cortisol, la hormona dominante en el proceso. Ante procesos de estrés se libera cortisol en el organismo y posteriormente esta se encarga de liberar glucosa en la sangre para generar energía a los músculos. Estos estados de excitación hormonal no son dañinos para el organismo mientras no se mantengan en el tiempo. Cuando la causa del estrés desaparece, el cuerpo procede a comenzar a relajarse, restaurando los niveles de cortisol y logrando que el organismo vuelva a la normalidad.

Situaciones que lo disparan

No solamente las situaciones laborales o de inseguridad personal se vuelven factores desencadenantes de estrés en algún momento. También las más simples situaciones podrían ser factor generador de estrés en algún momento. Es posible que sientas temor, ansiedad, tensiones o preocupación en cualquier momento y sin razón aparente. Dentro de las razones más comunes:

  • La partida de un hijo del hogar familiar o su regreso a él.
  • La muerte de un cónyuge.
  • Un matrimonio o un divorcio.
  • Una enfermedad o lesión propia o de un familiar.
  • Problemas monetarios.
  • Una mudanza.
  • El nacimiento de un bebé en la familia o la adopción en un pequeño.
  • El comienzo de un trabajo nuevo.
  • La pérdida de un trabajo

 

¿Cuáles son los peligros ocultos del estrés?

Cuando las causas que disparan el estrés se mantienen durante largo tiempo, el organismo se tensiona. Entre otras cosas, los niveles de glucosa se mantienen altos durante todo ese tiempo por causa de la desregulación hormonal. Comienzan a aparecer entonces síntomas indicativos de que algo anda mal. Entre estos síntomas puedes padecer:

  • Fatiga constante y cansancio más allá de dormir horas suficientes o no
  • Cambios de humor
  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Palpitaciones
  • Cefaleas
  • Hipertensión
  • Afecciones gástricas
  • Bajo apetito
  • Dolor muscular
  • Cambios de humor
  • Calambres
  • Dificultad para conciliar el sueño

Asimismo, cuando el estrés se vuelve crónico, pueden aparecer otros síntomas de mal funcionamiento del organismo como bajadas de defensas, diabetes e insuficiencia cardíaca. El estado de tensión continuado puede reflejarse en la piel a través de acné y eccemas. Finalmente, el estrés puede ser causa de contracturas musculares o del bruxismo que se produce al apretar la mandíbula a menudo y de forma sostenida.

En conclusión, se le presenta al organismo un cuadro de “desorden químico” que al final afecta el funcionamiento del resto de los órganos. Lo que inicialmente era bueno porque era un mecanismo de defensa, se torna en una fuente de perturbación de la salud.

¿Cómo combatir el temido estrés?

Definitivamente, se ha demostrado que el estrés es el culpable de causar muchos problemas de salud, e incluso de empeorar problemas ya existentes. Es importante aprender a reconocer cuando se está siendo presa del estrés. Hay que tratar de evitar las situaciones que lo producen. Si esto de plano es no es posible, entonces es momento de cambiar la forma en la que reaccionas ante el estrés.

  • Comer bien. No te extrañes si el estrés comienza a afectar tu apetito. Hay que asegurarse de estar comiendo de manera regular y equilibrada.
  • Dormir lo necesario. Es importante dormir el tiempo suficiente, entre 7 y 8 horas es lo recomendado para que el cuerpo tenga tiempo de recuperarse.
  • Hacer ejercicio. Esta es una forma saludable de liberar la energía y la tensión acumuladas durante una jornada difícil. El ejercicio libera endorfinas, las cuales aumentan la sensación de sentirse bien. Tanto el Yoga con el Pilates sirven perfectamente para los fines de producción de las endorfinas.
  • Dejarlo ser. Desechar las preocupaciones por cosas que no se pueden controlar, como por ejemplo el clima.
  • Mantenerse alerta y listo. Estar preparado de la mejor manera posible y según la capacidad de cada quien para que aquellos eventos que nos disgustan y nos generan estrés, no sean tan impactantes en nuestra vida.
  • Divertirse. Participa en actividades relajantes y que no produzcan estrés, como por ejemplo deportes, eventos sociales o pasatiempos.
  • Ser realista. Establece objetivos reales en torno a tus quehaceres. Evita programar muchas cosas al mismo tiempo, esto solo te generará cansancio y molestia.

Nirvana Spa. Una experiencia relajante

Nirvana spa es un centro de bienestar y relajación. Este establecimiento está dotado de instalaciones apropiadas para someter a los clientes a tratamientos medicinales con agua. Ofrece también otros servicios de bienestar como rituales spa, masajes, estética, belleza integral y entrenamiento físico.

Nirvana spa ofrece una experiencia de relajación única y compleja, que está diseñada para relajarte y renovarte por medio de hermosos rituales que han sido diseñados cuidadosamente para tus necesidades. Estos rituales son beneficiosos para crear una conexión ya sea de manera individual o en pareja. Todo lo necesario para desprenderse del estrés diario puede encontrarse en Nirvana.

Asimismo, este centro cuenta con un plan de entrenamiento físico basado en técnicas de Pilates. Este plan está formulado especialmente para reducir el nivel de estrés y de las tensiones; lo que incluye este plan principalmente es el control de la respiración y de la concentración. Otros beneficios que también están incluidos en este plan incluyen obtener una mayor flexibilidad, destreza, agilidad y coordinación de movimientos.

Nirvana también ofrece planes diseñados a las necesidades de los clientes. En cada uno de ellos el objetivo es proporcionar experiencias de bienestar y relajación a la medida de cada uno de los clientes. Spa para niños, tarde entre amigos, aniversario y cumpleaños forman parte de estos planes diseñados para eliminar el estrés.

Nirvana Spa cuenta también con Vital Training. Este es un método de entrenamiento de diseño propio que consiste en el ciclo de varias áreas de entrenamiento. Entre ellas destacan fuerza, cardio, estiramiento y propiocepción de manera estacional. El ciclo se inicia y termina con una hidratación a base de clorofila y aplicando los principios de entrenamiento de pilates estudio.

 

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
WhatsApp chat