Es muy común en la actualidad escuchar hablar sobre la importancia de dedicar tiempo al trabajo, a los hijos, a los padres e incluso a la persona misma. Solo en casos muy puntuales y esporádicos se habla de la importancia de dedicar tiempo a la pareja. Los consultorios de especialistas en relaciones de parejas se llenan de casos en los que el lenguaje corporal denota que hay problemas serios entre ellos.

Si se evalúa la situación con el cristal de la objetividad se encuentra que, por decir lo menos, la situación es absurdamente incongruente. Normalmente, al inicio de una relación, las personas buscan estar con ese otro u otra del cual están enamorados. Desean formar una familia y en consecuencia dedican tiempo para cortejar, para enamorarle. Posteriormente, con el paso del tiempo, con frecuencia aparecen desavenencias que ponen en riesgo una relación que inició porque ambos quisieron iniciarla.

Los especialistas de la materia están de acuerdo en que la proporción mayor de causas para estas desavenencias radica en cosas que nunca se hacen o no se dejan de hacer. El comienzo de la relación es el inicio de un proyecto de vida que se nutrirá de experiencias vividas en conjunto.

Los problemas más habituales en las relaciones de pareja

Problemas de comunicación

Algunas parejas tienen diferentes estilos de comunicación, como personas que hablan y personas que no hablan, o personas que se ocupan de las cosas hablando o personas que les gusta seguir con su vida. También puede suceder que hay parejas que solían comunicarse bien, pero han dejado de escucharse mutuamente; en su lugar, tratan de llenar los espacios en blanco y leer la mente.

Infidelidad

Las relaciones pueden reconstruirse después de los problemas, pero se necesita honestidad y disposición para responder a las heridas que quedan. Por lo general, los asuntos no ocurren de la nada, por lo que vale la pena pasar el tiempo tratando de aprender qué fue lo que pasó; cómo es que, si ambos estaban contentos antes, si estaban hablando, ¿sintieron que habían perdido la intimidad? A veces, estas conversaciones son difíciles y puede ser útil hablar con un tercero neutral, como un consejero.

Problemas sexuales

Algunos problemas sexuales pueden necesitar ayuda médica especializada, ya sea a través de una conversación con su médico de cabecera o a través de un terapeuta sexual capacitado. Algunas veces, cuánto sexo quieres o cómo quieres que sea tu vida sexual puede convertirse en un problema.

Vale la pena considerar cómo te comunicas con tu pareja sobre el sexo y cómo puedes hablar más abiertamente. También pregúntese si el problema sexual es un síntoma de otras dificultades en su relación o si se está llevando realmente bien aparte de esto. Si este es el caso, hable sobre lo que quiere y no quiere, y sea amable y respetuoso con los deseos y deseos de su pareja.

Dificultades económicas

Las presiones financieras pueden ser una carga para muchos, según el reciente informe de Relate, “In Too Deep”, que encontró que una de cada 10 personas discute con su pareja sobre dinero, deuda o finanzas al menos una vez cada quince días. Sin embargo, mantener problemas como la deuda de su pareja también puede causar problemas como la desconfianza.

No existe una actitud correcta o incorrecta hacia el dinero, y algunas personas son más ahorradoras o que gastan más. Si sus actitudes son similares, es poco probable que haya un problema. Pero si son diferentes, podría ser una fuente de tensión en su relación. A muchas parejas les resulta útil tener algo de dinero compartido para sus gastos compartidos, así como algo de independencia financiera.

Monotonía

La mayoría de los matrimonios pasan por fases de sentirse atrapados en una rutina o donde se aman, pero no se sienten “enamorados”, y es natural que su relación cambie con el tiempo. El compañerismo, la compatibilidad, la historia compartida y conocer a alguien de adentro hacia afuera son a menudo las cosas que las personas valoran en las relaciones a largo plazo, aunque a veces se dan por sentadas.

Si estas cosas no le parecen suficientes y desea crear más entusiasmo, trate de pensar en lo que debe suceder y luego hable con su pareja. Trata de ser parte de la solución para salir de la rutina en lugar de quejarte sobre el papel de tu pareja para atraparte.

Conoce las razones que hacen que tomar un tiempo exclusivo para tu pareja sea imprescindible

La comunicación se renueva

Las obligaciones, el cansancio, la rutina en general llevan a las parejas a transformar esa hermosa relación en una tortuosa costumbre. Repentinamente no tienen nada de qué hablar porque se quedan sin cosas en común. La comunicación se rompe.

Se descubren nuevos mundos

Durante el período de conquista y noviazgo las parejas se esfuerzan en crear una realidad que solo ellos conocen. Muy frecuentemente se la pasan horas juntos aparentemente haciendo “nada”, lo cual no es la verdad. Este tiempo de no hacer “nada” conforma la fase de descubrirse unos a los otros.

Nuevos planes

La rutina ataca y la planeación de actividades en pareja es la primera víctima. Es importante mantener la costumbre de planificar tiempo de pareja.

La formulación del nuevo sexo

Esta parte importante de la relación de pareja se repotencia. Expresiones como “Me duele la cabeza” “hoy no tengo ganas” se transforman en cosas del pasado. La emoción que se crea en base de las nuevas experiencias será algo constante y refrescará la relación.

El límite es su creatividad

El éxito o el fracaso en una pareja es compartido. Por esa razón se llama relación de pareja, todo es parejo y no depende de una sola persona. De igual manera, una relación es un trabajo de dos y debe ser satisfactorio en todos los aspectos, profesional, emocional sentimental, y sexualmente. No existe ninguna limitante en la relación de pareja. Si ambos están de acuerdo, entonces los beneficiará.

Un spa, la mejor excusa para pasar tiempo juntos

Todo lo que implica un día de spa para parejas es solo disfrute, además es una excelente terapia tanto para las parejas recientes, como para las consolidadas. La lista de beneficios que se obtienen con esta actividad se pueden resumir de la siguiente manera:

 

  • En parejas recientes, un spa ayuda a romper el hielo. El entorno que los rodea es romántico y facilitador de la comunicación íntima.
  • Un spa facilita las relaciones sexuales y esto tiene una explicación física. Los músculos se relajan por las actividades que se realizan. La circulación se activa y la piel se presenta limpia y sedosa.
  • La convivencia en un spa ayuda a resolver conflictos. La oportunidad de resolver conflictos en un ambiente saludable y seguro, de confianza es espléndida; pueden aprovechar el tiempo juntos y en un entorno privado para comunicarse efectivamente. Además, es perfecto porque aleja distracciones como familiares y trabajo que no permiten que la relación sane sus heridas porque le resta tiempo de calidad. Y después de todo, si no nos tomamos este tiempo aparte para resolver estos conflictos, se enquistarán y pueden estropear hasta la más estable de las relaciones.
  • Usualmente los spa preparan rituales para parejas que les garantizan una relajación total. Todos los rituales de pareja van acompañados de decoración para la ocasión. Esta es la mejor excusa para pasar tiempo de calidad de las parejas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
WhatsApp chat